CARTA A LOS REYES MAGOS

CARTA A LOS REYES MAGOS

Por Julia Lindoso, Optometrista comportamental en la escuela Qüestions Vitals

Hace unas semanas leí un artículo, concretamente en El País, sobre la previsión de ventas de juguetes en la actual campaña navideña, los juguetes más solicitados son:

-Muñecas de todo tipo.
-Coleccionables de figuras de acción.
-Juegos y mesa, de radiocontrol y modelismo.
-Y ganan por mayoría los vídeo juegos.

Según estudios recientes éstos están relacionados con violencia y fomentan un comportamiento agresivo.
Se aconseja que los niños no estén expuestos más de dos horas delante de equipos con pantalla ( TV, Tablet, móvil…)
Me sorprendió leer …”Los niños a partir de 8 años empiezan a dejar de pedir juguetes…..la pantalla les quita el tiempo de juego”.

Pocos días después de leer dicho artículo, callejeando por una gran ciudad europea, me topé con una inmensa tienda de juguetes, un paraíso. Me sorprendió comprobar la perfecta y ordenada colocación de los diferentes juegos y juguetes que facilitaban cualquier búsqueda.
El tiempo se detuvo durante un buen rato, para desespero de mi acompañante, y yo, fascinada observaba cómo los posibles compradores se interesaban por las cualidades y habilidades que aportaba cada juego y supuse que lo hacían pensando en la personita a quien iba dirigido el obsequio. Es lo que me motivó a escribir este post.
Existen diferentes etapas evolutivas de desarrollo neurosensopsicomotriz, es importante conocerlas para entender la mentalidad del niño y poder así enriquecerlo seleccionando de acuerdo a su nivel de desarrollo y escogiendo aquellos que aportan aspectos didácticos y valores pedagógicos.
No olvidemos que el niño aprende jugando. Con el juguete disfruta, se entretiene y también desarrolla capacidades y áreas ( física, cognitiva, emocional y social ), ejercita la psicomotricidad gruesa o fina, estimula la creatividad e imaginación, explora cosas nuevas, se relaciona con los otros , exterioriza sus emociones, le ayuda a controlarlas y
a tolerar frustraciones, aumenta su autoestima y confianza en sí mismo, interioriza normas sociales y aprende, al tiempo que libera dopamina ( ese neurotransmisor que libera el cerebro y responsable de la motivación, recompensa y aprendizaje).

A la hora de elegir un juego, hacerlo con consciencia:

– Que seguro y apropiado para su edad.
– Tener en cuenta su personalidad y sus aficiones.
– Si le interesará lo suficiente como para jugar un buen rato, o será un capricho momentáneo.
– Si será estimulante y utilizará su imaginación

PERIODO SENSORIOMOTOR:

Durante el primer año de vida, el bebé es un explorador nato, le gusta manipular objetos y llevárselos a la boca, disfruta tirándolos, probándolos…también empieza a gatear y amplía su horizonte…con lo cual es adecuado darle juguetes que le permitan experimentar distintas texturas con colores brillantes y contrastados y que
estimulen el desplazamiento.


La percepción del espacio es plana, aún no puede calcular distancias, las experiencias visomanipulativas le permiten maduración el sistema visual.

Hasta los 6 años no estarán desarrolladas completamente las habilidades básicas  (visomotricidad, acomodación, binocularidad, decodificación y comprensión).

+Sonajeros blandos, mordedores de distintas texturas, mantas multiactividad, pelotas y rulos para favorecer el gateo…

A los dos años, deja de ser un bebé , seguramente comienza la etapa escolar y se desarrollan nuevas habilidades, pues andan, reconocen objetos, entienden palabras, se perfeccionan sus habilidades motrices, su lenguaje ha evolucionado y es capaz de expresarse y se relaciona con el entorno.

Son adecuados:

+Triciclos, andadores, peluches, cubos apilables, encajables de madera de piezas grandes, coches, pinturas, instrumentos musicales…
Hacia los 3 años ( de 3 a 5 años) ya tienen más autonomía, sus habilidades se han perfeccionado mucho, hablan con soltura, la experiencia y la repetición refuerza el circuito de coordinación ojo- mano-pierna.

Son adecuados:
+juegos de construcción, con ellos ejercita su capacidad de concentración y su razonamiento lógico, estimula la organización espacial y la coordinación mano-ojo.
+Instrumentos musicales, disfraces, puzles y rompecabezas, patines, cuentos, mecanos…
De 6 a 8 años, dibujan, leen, escriben, Son adecuados Balones, cometas, microscopios….utilizan la creatividad y la imaginación.

De 9 a 11 años son mucho más autónomos.
Son adecuados los juegos de estrategia, juegos de mesa, libros…y sobre todo disfrutan con vídeo juegos. Este resumen es ínfimo frente a las infinitas posibilidades que
existen.
Volviendo a la inmensa tienda de juguetes…….En un espacio habilitado para ello pude ver como pequeños y no tan pequeños compartiendo risas y dejando volar su imaginación en papel, que parecía interminable, pintando con unos lápices de colores.

Mi sorpresa fue comprobar que dichos lápices de colores brillantes, eran unas
pequeñas bolas, hechas a base de cera de soja y con pigmentos minerales naturales, no tóxicos ( los que conocemos están fabricados con derivados del petróleo), no se parten, útiles para entrenar y fortalecer los músculos preparándolos para la escritura y trabajar la motricidad fina.


Esos momentos que se comparten con los niños, son únicos, son el mejor regalo.
Animo a que lo pruebes, a dejar volar junto a ellos tu creatividad e imaginación, eso también te permitirá observar posibles dificultades en alguna de sus habilidades y así poder ayudarles a desarrollarlas, potenciarlas y mejorarlas.

Gracias.

Te deseo un mágico y creativo 2019.

 

Por Julia Lindoso, Optometrista comportamental en la escuela Qüestions Vitals