Equilibra tus emociones con el RITUAL DEL TE MATCHA

Equilibra tus emociones con  el RITUAL DEL TE MATCHA

Por Ruth Moreno Vila,  miembro docente en Qüestions Vitals y quiromasajista en Cos Vital.

Hoy quiero hablaros de un Ritual que a mí me fascina…….. no solo porque me gusta mucho hacerlo y enseñarlo sino porque cada vez soy más consciente que conecta muchísimo el estado físico y el emocional y ahora os explicaré por qué.

El Ritual del Té Matcha y los cinco elementos se basan en reestablecer el equilibrio general del cuerpo-mente.

Para ello es necesaria hacer una pincelada en la ancestral teoría Japonesa para poder entender los cinco movimientos de MADERA, FUEGO, TIERRA, METAL y AGUA y así entender como fluye la energía en nuestro interior y cómo puede afectarnos tanto física como emocionalmente o como puede llegar a restablecer el equilibrio energético.

Tenemos que saber que vamos a trabajar tanto física como energéticamente ya que la energía no se destruye, sino que una nutre a la otra y si un estado físico puede hacernos cambiar de estado anímico, también una manera de hacer o sentir puede afectarnos físicamente y ahora veréis por qué!!!

Cada uno de los elementos tiene una afinidad o un órgano al que está vinculado y este actúa o siente de forma muy concreta pudiendo desequilibrarse y provocando así un malestar emocional o físico ya que hemos dicho que va todo interrelacionado.

Primero os hablaré de la MADERA, no es el primero ni el más importante pero ellos consideran que nutre al resto, como un árbol al que le crecen las raíces y alimenta al resto de elementos.

Madera tiene afinidad por el órgano del Hígado y su emoción relacionada es la Rabia o Cólera.

La verdad es que suena muy mal, porque a todos nos parece una emoción mala y dañina, pero tenemos que pensar que no hay ninguna parte o emoción que sea mejor ni peor, sino que tenemos que dejar que fluya para que no se estanque. La Rabia o Ira no es mala en el momento en que tenemos un suceso que nos la hace sentir ya que es un proceso natural el defenderse e intentar salir para delante, de otra manera nos sentiríamos indefensos o vulnerables y nuestro estado anímico mermaría dejándonos apagados y sin ánimos de seguir para delante. Lo malo es que nos sintamos cómodos con este estado de Rabia constante y mantengamos una actitud arrolladora, eso no es sano ni para nosotros ni para los demás.

Ahora os hablo de FUEGO, este elemento suele agradar mucho más 😉 ya que el órgano con el que está relacionado es el Corazón y su emoción es el Amor o la Alegría. A que este ya nos gusta más???¡¡ Pues está muy bien sentir amor por la gente que nos rodea o estar alegre constantemente, pero no es sano querer estar siempre bien y negarse a vivir otro tipo de emociones ya que todas ellas forman parte de la vida y no podemos evitarlos ya que eso hace que nos enfermemos.
Seguiré con TIERRA, este tiene afinidad con el Bazo y la emoción que contiene es la Reflexión.

Como cualquier emoción, no hay buenas o malas, pero se puede ser una persona ordenada, meticulosa, que se piensa las cosas antes de hacerlas, pero vivir constantemente con exceso de reflexión es martirizante ya que a veces puede llegar la obsesión y eso machaca muchísimo!!!

Ahora le toca a METAL, a este elemento lo rige el pulmón y la emoción al que va conectado es la Pena. Pues sí, este no suele agradar a nadie porque no nos gusta estar triste pero ya hemos dicho que no debemos evitar ninguna emoción ya que necesitamos exteriorizar y eliminar lo que sea necesario para no bloquearnos en cada momento. El bloqueo de esta emoción puede causar múltiples patologías ya que es el respirar de forma natural, oxigenar nuestras células y mantener elásticos nuestros tejidos internos, o sea nuestros órganos, con buena salud. De lo contrario cuando estamos apenados y nos resistimos a esa emoción no respiramos de forma natural tenemos sensación de presión en el pecho y en muchas ocasiones nuestra respiración es entrecortada teniendo sensación de ansiedad, pudiendo esto repercutir en la tensión muscular, vamos que tiene infinidad de contraindicaciones. Así que liberamos esa emoción para reestablecer el flujo energético de casi el resto de órganos.

 

 

Y por último hablaremos de AGUA, este es un elemento con un sistema de eliminación muy importante, el riñón, ya que es uno de los de más directos en la eliminación de toxinas. Que hace el cuerpo cuando no quiere o no necesita algo?… pues lo expulsa!!!

La emoción de este elemento es el miedo, si sí el miedo, porque hay una frase que está equivocada y es… “esta cagado de miedo” pues nooooooo, uno no se caga cuando tiene miedo, sino se mea como un animal o un niño cuando los han asustado, imaginaros que nosotros estamos cruzando la calle y de repente vemos que viene un camión a toda velocidad y al frenar se queda a un palmo de nosotros, que creéis que puede pasar… pues yo lo tengo claro, jeje. Así que cuando alguien tiene una infección de orina o un cólico de riñón hay que valorar si es un suceso puntual, no teniendo que darle mucha importancia, pero si es de repetición igual hay que plantearse si es porque hay una emoción estancada o no sabemos cómo liberarla.

Sabiendo esto, quizá podríamos solucionar o al menos apaciguar algunas dolencias que podrían venir relacionadas de emociones estancadas o desequilibradas, ya sea porque tenemos fisiológicamente un órgano más débil que puede hacer que tengamos más tendencia a una emoción en concreto, como el vivir constantemente en una emoción que nos daña, ya que hemos dicho que es sano que fluyan todas en momentos específicos de la vida y no dejando que se estanque ninguna pudiendo dañar o debilitar nuestro órgano al que va ligado.

 

El ritual de té Matcha, tonifica y equilibra ese flujo energético entre los órganos, permitiendo que las emociones se liberen y los órganos se restablezcan. Por otra parte el Té Matcha es una gran antioxidante, aportando al masaje una sensación de bienestar y plenitud que reconforta a la persona en su totalidad.

 

 

Por Ruth Moreno Vila,  miembro docente en Qüestions Vitals y quiromasajista en Cos Vital.

Si tienes cualquier duda nos puedes llamar al teléfono 93 718 06 31 en horario de oficina.