ESTAR EN PAZ EN MOMENTOS DE CRISIS

Por Alex Bautista, Titular y acreditado en Bioneuroemoción, Practitioner en Programación Neurolingüística. Docente y terapeuta en la escuela impartiendo clases de Taller Curso de Milagros / Taller de Biodescodificación – Bioneuroemoción .

Estamos viviendo tiempos convulsos. La situación actual ha despertado miedos ancestrales y pone de manifiesto un viejo modelo que pide un cambio.

La incertidumbre se ha apoderado de todos nosotros, y el planificar ha perdido todo el sentido en que nos tenía acostumbrados. No sabemos ni que va a ocurrir ni que vamos a poder hacer mañana, dentro de  una semana ni en un mes.  La incertidumbre puede generar incomodidad.

Emociones de frustración, rabia, tristeza y dolor se apoderan de muchos de nosotros a la espera que una solución venga de fuera.

Siempre hemos funcionado de la misma manera, pensando que la solución siempre vendría  de fuera, hasta que una nueva crisis nos acechaba.

Nos remueve las entrañas pensar y sentir que quizás nada de fuera tenga el poder de liberarnos ni salvarnos.  Siendo así, sabemos que es una cuestión de actitud interna.

Podemos demorarnos semanas, meses , y quizás años, pero llega un día en que quizás nos preguntamos que debe haber una manera mejor de vivir.

Para que llegue esta pregunta , y quizás la respuesta, es necesario humildad y pensar que no lo sabemos todo y que estamos abiertos a pensar, sentir y vivir de manera diferente.

La situación actual, quizás en algunos, nos ha hecho abrir los ojos e ir en búsqueda de respuestas. No hay una única repuesta, como tampoco hay una única pregunta. Pero si quizás hay un  camino que es mirar adentro.

Creo que fue Carl Gustav Jung que dijo “Quién mira hacia fuera sueña, y quien mira hacia dentro despierta”.

La libertad no es un atributo que se compra con bienes materiales, sino es un Estado de Ser que nos permite estar en el ahora y aceptar la situación que vivamos.  Sea la que sea.

Esto no quiere decir que nos quedemos estáticos ni sin hacer nada, sino bien al contrario, pues desde esa tranquilidad cualquier acción que tomemos, será realizada libre y en armonía con todo lo que nos suceda.

Tampoco significa que  vayamos a evitar el dolor, ni que todo nuestro mundo se vaya a convertir en un mundo de color de rosa. Sí que puede significar de vivirlo desde la paz. Estando en paz interior.

Desde los grandes pensadores griegos tales como Paltón y Sócrates, así como los místicos occidentales y orientales , todos nos han dicho que el camino de liberación es el camino de  indagación.

Estas son algunas sugerencias que os presentamos que han sido de utilidad para acceder a estos momentos de tranquilidad y sosiego :  

Empecemos con vigilar nuestros pensamientos y emociones.  No hagamos responsable a los demás de ellos.

Estar en paz en momentos de crisis, es tener plena confianza de todo aquello que suceda es para bien y tengo la capacidad y sosiego para vivirlo y trascenderlo. Lo que sea!

Filtremos las noticias que leamos o miremos.  Pasemos más tiempo haciendo aquello que nos agrada y con quien nos agrada. 

Liberémonos de la necesidad de planificar y vivamos el momento presente con alegría. Aceptando aquello que suceda y agradeciendo cada instante.

Soltemos deseos y necesidades y contentémonos con vidas más humildes.

Seamos conscientes de nuestras relaciones personales con amigos, parejas, familias, compañeros de trabajo….. lo que ellas en nosotros despiertan y estemos dispuestos a revisarlas para vivir una vida más plena. No les hagamos responsables de nuestras desdichas sino por el contrario, agradecerles la oportunidad de revisar las creencias que teníamos hacia nosotros y hacia ellos. Liberémoslos de la responsabilidad de hacernos felices y liberémonos de la de hacerlos a ellos felices.

Miremos a nuestros miedos con estima para aprender a vivir con ellos,  y a medida que así lo hacemos , ver como se disuelven cual azúcar en el agua.

Seamos agradecidos con todo aquello que tenemos y no con lo que creemos que nos falta, pues sin duda es la manera de abrirse a recibir más y mejor. Pensemos más en los demás y empaticemos con ellos. Esta crisis nos da la oportunidad de vernos como iguales ante los mismos retos.

Por Alex Bautista, Titular y acreditado en Bioneuroemoción, Practitioner en Programación Neurolingüística. Docente y terapeuta en la escuela impartiendo clases de Taller Curso de Milagros / Taller de Biodescodificación – Bioneuroemoción .