Libera tus emociones

Como liberamos las emociones con PNL e Hipnosis Ericksoniana

Por Amalia Martinez, Trainer en PNL, Maestra Reiki, Terapeuta Holística desde 2010. Terapeuta de Hipnosis en Qüestions Vitals

Solemos hablar con frecuencia de las emociones y además les ponemos etiquetas para definirlas: ansiedad, depresión, ira, miedo, tristeza, sorpresa, angustia, alegría,  y un largo etcétera. Estas etiquetas son lo que llamamos sentimientos, sin embargo no es necesaria esa etiqueta para trabajarlas y liberarlas tanto desde la PNL como desde la hipnosis Ericksoniana.

¿Qué son las emociones?

En el Diccionario de la RAE las emociones están definidas como: “alteración del ánimo intensa y pasajera, agradable o penosa, que va acompañada de cierta conmoción somática”.

Es posible que a lo largo de tu vida haya habido momentos en los que te dijeron algo y a continuación sentiste como si te hubiesen dado un golpe en el estómago, o quizás sintieras mucho frio cuando te dieron aquella mala noticia.

En nuestro inconsciente se guardan todas las emociones y experiencias que hemos vivido a lo largo de nuestra vida, como si de un ordenador se tratase. Queda registrada cada vivencia, cada emoción que hemos vivido y en el momento que la hemos vivido.

¿Cómo se “registran o graban” las emociones?

Una de las presuposiciones básicas de la PNL dice: “Mente y cuerpo forman un sistema y se influyen mutuamente”.

Si quieres saber a qué se refiere esta presuposición puedes hacer una prueba:

  1. Ponte de pie pero adopta una postura con los hombros y la cabeza caídos, mirando hacia el suelo ¿Cómo te sientes? Quizás te notes deprimido, sin fuerzas y sin ánimos para nada ¿Si?
  2. Ahora prueba a cambiar la postura. Pon los hombros rectos y situados un poco hacia atrás. Levanta la cabeza y mira al frente. ¡Saca pecho! ¿Cómo te sientes ahora? Puede que seas capaz de “comerte el mundo” ¿Si?

¡Y solo con cambiar de postura!

Así cuando en nuestra vida tenemos una vivencia, queda registrada en nuestro inconsciente y también en nuestro cuerpo, junto con los estímulos que estaban llegando a nosotros en ese momento.

La información de nuestras experiencias llega hasta nosotros a través de nuestros sentidos: vista, oído, olfato, gusto y tacto. Esta información viaja hasta nuestro inconsciente donde se elabora y procesa. Este proceso depende de lo que nos han enseñado y de nuestras creencias, que conforman nuestra forma de ver el mundo. De esta forma un olor de una comida puede transportarnos hasta el momento en que nuestra abuela nos hacía aquel plato que tanto nos gustaba, o un olor a perfume nos recuerda a nuestro primer amor que llevaba aquella misma fragancia.

Sin embargo, tal como “recordamos” emociones agradables, también recordamos las desagradables. Así una persona puede hablarnos de una forma determinada y recordarnos aquella otra con la que tuvimos un disgusto; o el ruido de unos frenos, recordarnos un accidente…

En el momento que el recuerdo llega a nuestra mente, también lo hacen las sensaciones que teníamos en el momento de aquel suceso, y sin saber cómo nos sentimos exactamente igual que en el momento que se produjeron.

 

¿Cómo desbloquear o desgrabar esas emociones?

Lo hacemos mediante PNL e Hipnosis Ericksoniana, ya que la combinación de ambas técnicas nos permite llegar a esa parte profunda en la que están grabados esos recuerdos y esas sensaciones que nos impiden avanzar en la vida o vivirla de forma satisfactoria, el inconsciente.

Desde el inconsciente podemos trabajar permitiendo el acceso a recursos internos que poseemos y sin embargo no podemos utilizar, proveer de recursos de los que no disponemos para afrontar las situaciones vitales. Y también desgrabar aquellas emociones que se produjeron en momentos quizás traumáticos de nuestra vida.

En este proceso se guardarán siempre las situaciones vividas, puesto que los recuerdos no pueden eliminarse. Sin embargo lo que si podemos hacer es desconectarlos de las emociones, para que aquel suceso no duela cada vez que lo recordemos.

¿Por qué recurrir a la hipnosis Ericksconiana?

La misión del inconsciente es salvaguardar nuestra seguridad en todo momento, por eso en situaciones desagradables o traumáticas no quiere acceder a los recuerdos, para que no nos causen dolor.

Es necesario “desconectar” también el consciente, nuestros procesos lógicos, para llegar a donde está la emoción que nos bloquea.

Cuando utilizamos hipnosis Ericksoniana accedemos a esa parte inconsciente y podemos trabajar con ella. Estamos en todo momento conscientes de lo que hacemos, incluso hablamos y recordamos todo después.

Una vez hemos podido liberar las emociones el siguiente paso consiste en utilizar la PNL para hacer conscientes los patrones de conducta y creencias limitantes que se generaron a raíz de esas experiencias. Permitiendo así que podamos avanzar en nuestra vida.

Estudiando PNL e Hipnosis Ericksoniana podemos aprender técnicas que nos permiten gestionar nuestras emociones, acceder a nuestros recursos internos, buscar recursos en el exterior e interiorizarlos, evitando que se vuelvan a producir situaciones desagradables en un futuro. Además podemos resolver las experiencias dolororas pasadas y comunicarnos de forma idónea con las personas que nos rodean.

Y si no queremos estudiar… Es muy útil darnos cuenta de cuando necesitamos ayuda externa y de que no pasa nada si la pedimos. La terapia con PNL e Hipnosis Ericksoniana es muy efectiva para conseguir aceptar nuestro pasado y mirar al futuro con seguridad y alegría. Desbloqueando y liberando aquello que nos limita sean emociones, patrones de conducta o creencias limitantes.

 

Por Amalia Martinez, Trainer en PNL, Maestra Reiki, Terapeuta Holística desde 2010. Terapeuta de Hipnosis en Qüestions Vitals

 

 

Hipnosis ERIKSONIANA con PNL

 

CURSO DE  HIPNOSIS ERICKSONIANA PARA TERAPEUTAS