Se acabó el curso… Visión de una Optometrista

Se acabó el curso… Visión de una Optometrista

Por Julia Lindoso, Optometrista comportamental en la escuela Qüestions Vitals

A muchos se les ilumina la cara al llegar Junio, preámbulo de vacaciones, ansias de disfrutar de veladas sin prisas con amigos…y sobre todo el deseo y la necesidad de “desconexión” del ritmo frenético del resto del año.

A otros sin embargo, me refiero a las personitas en edad escolar, también les produce ansiedad este mes, es el fin de curso y supone la entrega de notas, que valida o no todo lo realizado durante el curso, lo cual puede dar lugar a frustración y alterar la paz del hogar.

Es el momento adecuado de hacer balance y reflexión, y muchos padres tal vez se sientan desanimados , impotentes… ante las expectativas y los resultados obtenidos por su hijo.

Hay padres que son conscientes del esfuerzo que ha realizado el niño y el resultado no ha sido el esperado, otros niños en cambio no han trabajado demasiado y han conseguido sacar el curso adelante.

Para el niño es básico sentirse acompañado y disfrutar un vínculo afectivo seguro.

La función de la escuela es complementar y ayudar a que aflore el potencial innato del estudiante.

El desafío es que desarrolle su talento al máximo y que “ brille su esencia”.

El niño llega a clase con una historia propia y va a relacionarse con sus compañeros que a su vez tienen su propia historia, va a producirse una influencia mutua, es importante que sienta que pertenece a ese grupo, con respeto y sin exclusión, en esa interacción las vivencias le acompañarán toda su vida.

El sistema educativo es cada vez más sensible a esta realidad encaminada a que el niño confíe en sus recursos y capacidades para poder incorporarlos en su vida.

Todo niño con dificultades está mostrando un reflejo de su entorno para poder ser resuelto.

Comprender cómo está organizado, recibe, procesa e interactúa con la información que le llega  por los diferentes captores permite conocer sus fortalezas y sus dificultades.

¿Cómo es su comportamiento?  ¿Cómo juega y aprende?  ¿Cómo interactúa con su entorno?

Evaluar sus preferencias de aprendizaje y trabajarlas con integración hemisférica ayuda a utilizar su potencial.

Existen distintos perfiles dominantes, la dominancia lateral es innata e influye en la forma en que el cuerpo y la mente procesan la información.

Muchos niños aprenden mejor mirando, otros escuchando al profesor….cuantos más sentidos se utilizan mayor es el rendimiento y mejor y más eficaz se ancla la información recibida  ( Se refuerza la conexión sináptica entre los grupos de neuronas que están activados en ese momento).

El desarrollo del cerebro necesita la interacción contínua con el entorno, al cerebro le interesan cambios sorprendentes o en movimiento que despierten automáticamente la atención , la curiosidad y la motivación.

En clase normalmente se insiste en sus puntos débiles,pues si no ha entendido algo se le hace memorizar y con ello lo que se consigue es reforzar las conexiones defectuosas al activarlas de nuevo, esto lleva a la frustración.  Lo ideal es cambiar totalmente el método de explicación pues aprender algo nuevo cuesta menos esfuerzo si existe un componente emocional.

En Qüestions Vitals podemos asesorar  y ayudar a conocer sus preferencias de aprendizaje y a desarrollar su potencial innato desde la optometría comportamental.

Por Julia Lindoso, Optometrista comportamental en la escuela Qüestions Vitals

Julia Lindoso – Optometrista Comportamental

 

 

Si tienes cualquier duda nos puedes llamar al teléfono 93 718 06 31 en horario de oficina.