¿Te duele la espalda? ¿Cuál es el origen del problema?

¿Te duele la espalda? ¿Cuál es el origen del problema?

El enfoque desde la Microgimnasia&Educación Postural

Por Eva Conde Profesional de Educación Postural Educadora Corporal en Microgimnasia en Qüestions Vitals

En nuestra sociedad actual el dolor y malestar de espalda y en general todos los trastornos músculo-esqueléticos, son uno de los problemas de salud más frecuentes, empeorando en mayor o menor nivel, nuestra calidad de vida.

 

Es probable que en determinadas ocasiones te hayas preguntado “¿Por qué me duele la espalda?” y a lo mejor, no has encontrado una respuesta clara y convincente. Por ello, hoy te invito a que te hagas otra pregunta más profunda, y que puede ir más allá de una respuesta racional: “Si me duele la espalda, ¿cual puede ser el origen de dicho dolor?”.

Yo en su momento, tras padecer durante años, dolores de espalda más o menos incapacitantes, encontré la respuesta, mi respuesta, en la práctica de terapias corporales globales, que van más allá de “trabajar” el cuerpo o la parte corporal/postural, y tienen en cuenta factores emocionales, los sentimientos y la psique (mente). Y hoy os quería presentar una de estas terapias, la Microgimnasia, y cómo a través de ella encontré la respuesta a esta pregunta, averiguando el origen de mi dolor, tensión y malestar corporal.

 

La Microgimnasia es un método terapéutico que se engloba dentro del Sistema ARC (Análisis Restaurador Corporal) creado por Antoni Munné, y que restaura nuestro equilibrio corporal. Se basa en la realización de posturas de estiramiento que respetan la configuración natural del cuerpo, de micromovimientos sencillos, pausados y profundos, que combinados con una respiración adecuada (incidiendo en la exhalación), trabajan nuestro cuerpo con delicadeza y eficacia.

La práctica de la Microgimnasia como método pedagógico, nos enseña a reconocer posturas y hábitos que realizamos habitualmente y que pueden perjudicarnos, y nos ofrece la información necesaria para sustituirlos por otros más saludables, que aumenten nuestro bienestar.

 

La Microgimnasia, que se puede practicar tanto en grupo como de manera individual, es una técnica corporal global, es decir, no sólo atiende a una zona en concreta de nuestro cuerpo, ni a aquella zona que tiene dolor, molestia o malestar, si no que, va al origen del problema, realizando estiramientos que engloban a todo el cuerpo.

Con tiempo y constancia, el dolor se alivia y la movilidad mejora.

El objetivo de la Microgimnasia es eliminar los núcleos de tensión existentes en las cadenas miofasciales-musculares, principalmente en la cadena muscular posterior, que va de la cabeza a los pies, la cual  que se va “acortando” y tensionando, siendo esto el origen de muchos de los problemas que afectan a nuestros huesos y articulaciones, así como a la mayoría de tejidos blandos como cartílagos, tendones, ligamentos y músculos.

Pero ¿ya está? ¿sólo somos un cuerpo compuesto físicamente de huesos, músculos y múltiples órganos y complejos sistemas? ¿Ahí queda todo? Pues no. Ya lo expuso en su momento Antoni Munné y actualmente sus colaboradores, y yo lo vivo en numerosas ocasiones en las sesiones que dirijo de Microgimnasia y Educación Postural.

El cuerpo es el “contenedor” de todo, y también de nuestras emociones, sentimientos y nuestra psique o mente.

A excepción de los casos de golpes, accidentes o traumas severos, aquellas emociones que no hemos gestionado, que hemos gestionado mal, que ignoramos, o con las que estamos en lucha constante, se quedan atrapadas en el cuerpo. Y éstas, en muchas ocasiones se “enganchan” en los músculos, tirando de ellos y poniéndolos en tensión constante, provocando con ello, dolor, molestia y malestar, de mayor o menor intensidad.

El estrés, el miedo, la ira, la tristeza, la vergüenza, etc., no gestionados y/o expresados, ponen en alerta a nuestros músculos, lo que nos lleva a adoptar posturas inadecuadas y descompensadas para evitar el dolor o el malestar. Y estas posturas nos generan aún más tensión en los músculos y acaban por lesionarnos y por fastidiar también los huesos y articulaciones. Es un círculo vicioso.

Y esto nos influye en nuestro día a día, en nuestro bienestar general, ya que “no hay nada que invalide más que el dolor físico, emocional, o ambos”.

 

Gracias a la Microgimnasia, y de una manera suave y profunda, se puede descubrir dónde está el origen del dolor, y eliminar la tensión muscular capa a capa. Así hasta poder identificar la emoción que ha quedado “enganchada” o atrapada. Y después, tdo quedará en nuestras manos. Si tomamos conciencia, sentimos lo que hacemos, abriéndonos a la escucha de nuestras sensaciones más internas, que llegan desde las profundidades musculares, orgánicas, articulares, y de las heridas del alma, podremos liberarnos de esos sentimientos, recuperar el equilibrio físico y emocional, la vitalidad de nuestro organismo y vivir la vida con bienestar y plenitud.

 

 

Si te interesa profundizar más en este tema, no dudes en probar una de nuestras sesiones de Microgimnasia&Educación Postural, transformará tu manera de ver y vivir tu cuerpo.

 

Referencias Bibliográficas:

www.sistema-arc.com

– wwww.microgimnasia.net

– Eliminar tensión muscular con la microgimnasia. Artículo Saber vivir online.

– Revista Sistema ARC. Publicación 01

 

Ven a probar una clase GRATUITA el próximo 19 de Octubre de 2018 a las 18:30h!

Llama y reserva tu plaza!

Por Eva Conde Profesional de Educación Postural Educadora Corporal en Microgimnasia en Qüestions Vitals

Si tienes cualquier duda nos puedes llamar al teléfono 93 718 06 31 en horario de oficina.