Vives en una casa sana? Las Geopatías y el Feng Shui

A lo largo de la historia muchas culturas y pueblos han observado que la ubicación que se utiliza para vivir nos repercute en diferentes aspectos como en la salud o en nuestra calidad de vida. La geobiología es unas de las ramas que junto con el feng shui estudian estos aspectos.

¿Y qué es una Geopatía?

Una geopatía es un punto o un área concreta del terreno en el que hay un exceso de radiación electromagnética natural que es la que emite el campo magnético de la tierra.

Su origen se encuentra en el terreno ubicado debajo de los espacios habitados por las personas. Las más comunes son:

  • Las vetas de agua y ríos subterráneos corriendo que pueden producir alteraciones en nuestro organismo.
  • Las fallas geológicas o fisuras del terreno. La corteza terrestre está en continuo movimiento y de sus grietas afloran energías con radiaciones y gases nocivos para nosotros.
  • Las líneas Hartmann, que conforman una red orientada norte-sur y este-oeste creando celdas de 2 por 2,5 metros aproximadamente. Serían como los lugares por los que respira la Tierra el exceso de radiación hacia la superficie.
  • Las líneas Curry, que conforman una red diagonal orientada noreste-suroeste y noroeste-sureste, cada 8 metros aproximadamente.
  • La radioactividad del terreno
  • El gas radón

Fue el doctor Ernst Hartmann, médico y geobiólogo, quien afirmó que la salud y el bienestar de los seres humanos están ligados al lugar donde viven y sobre todo al sitio donde duermen. Son perjudiciales los cruces de estas líneas cuando coinciden con otras alteraciones como aguas subterráneas.

Armonizar espacios con Feng Shui

En un estudio completo de Feng Shui de una casa o lugar de trabajo, el primer paso a tener en cuenta es la localización de las geopatías, con lo que ya se consigue una armonización general, mejorando la salud de las personas, de los animales y de las plantas que conviven en ese espacio.

El consultor de Feng Shui trabaja con lo visible, como la distribución del mobiliario, los colores, materiales y formas, y con lo invisible, aquellas energías que, aunque no podamos ver ni palpar, están presentes en la Tierra, en la naturaleza y también en los espacios que habitamos. Estas energías nos afectan mucho más de lo que imaginamos.

Lo primero que vamos a notar es que no descansamos bien por las noches. Es probable que nos cueste conciliar el sueño y que nos despertemos a media noche sobre todo entre las dos y las cuatro de la madrugada que son las horas de máxima emisión de radiación terrestre. Esto no quiere decir que si no duermes bien sea porque tienes una geopatía, sino que podría ser una de las posibles causas.

La técnica más habitual para su localización es la radiestesia y sus herramientas como el péndulo o las varillas.

Otra forma para detectar geopatías en casa, es observando a nuestros animales y plantas. En el caso de las plantas, donde haya una geopatía probablemente se marchiten o les cueste crecer. Si tienes un sitio en tu casa donde colocas una planta y se marchita, puede ser que haya algún tipo de alteración telúrica.

En el caso de los animales de compañía, por norma general, no les gustan las zonas alteradas, y nunca permanecerán donde haya una geopatía.

Hay una excepción que son los gatos, que suelen elegir los lugares con alteraciones telúricas para dormir, debido a que su metabolismo necesita un gran aporte energético.

Tenemos tendencia a asociar nuestra salud a un estilo de vida basado en el cuidado de la alimentación, el deporte o el buen descanso para obtener un buen equilibrio físico-mental-emocional, y nos olvidamos que nuestra casa está muy ligada a obtener beneficios en todos estos aspectos.

Nuestros espacios están sujetos a las emanaciones de las radiaciones terrestres que generan un campo electromagnético afectando a nuestro sistema biológico y alterando nuestra salud física o psíquica.

¿Cómo sé si me está afectando?

Una casa enferma es una casa que desequilibra o debilita a quienes habitan en ella. Una larga permanencia de las personas en espacios con exceso de radiaciones puede provocar la aparición de síntomas y enfermedades. Los síntomas más comunes se relacionan con estas afectaciones:

  • Depresión
  • Insomnio
  • Nerviosismo, ansiedad y estrés
  • Dolor de cabeza y de espalda
  • Agotamiento crónico
  • Alteraciones en el ritmo cardíaco y en la presión de la sangre
  • Alteraciones en el sistema inmunológico, la piel o los órganos
  • Larga duración de enfermedades: resfriados, otitis, anginas, etc.
  • Cáncer de pulmón, asociado al gas radón

Estos síntomas pueden ser más frecuentes en aquellos casos en que la cama o el lugar de trabajo estén ubicados justo en la vertical de una geopatía.

Factores que determinan el grado de afectación por geopatía en una persona son:

  • Estado de salud y vitalidad
  • Energía personal, vital
  • Capacidad de adaptación al medio
  • Tiempo de exposición a una geopatía
  • Magnitud de la geopatía

SOLUCIONES

En caso de sufrir alguno de los síntomas habituales, se recomienda comprobar si existe una geopatía.

El mejor remedio en caso de que sea posible, es cambiar la cama de sitio o dormir en otra habitación de la casa que esté libre de geopatías.

Eva León

Especialista en Feng Shui

Puedes seguirla en Instagram